A través de un proceso que se integró en el sistema a comienzos de este año, Google ha sido capaz de ubicar cualquier teléfono que opere con Android, incluso cuando los usuarios han desactivado las opciones de ubicación y removido la tarjeta SIM.

Se trata de una función que ha sido confirmada por la empresa luego de que un informe de Quartz revelara que un servicio del sistema operativo de Google para teléfonos inteligentes solicitara acceder a los datos de ubicación que se realizan mediante la triangulación de antenas de telefonía móvil.


El sistema almacenaba estos datos y los remitía a la empresa constantemente, información con la que Google podría -de haberlo requerido- localizar cualquier dispositivo.

"En enero de este año comenzamos a buscar por esta información -denominada Cell ID- como una medida adicional para mejorar en el futuro la velocidad y el funcionamiento de la entrega de mensajes", comentó un vocero de la firma tecnológica.


Google emplea los repetidores de los móviles para registrar la posición de los Android.

Si bien la compañía aseguró que esta información nunca fue almacenada en la base de datos, si era remitida constantemente y actualizada. Es por esto que aseguraron que antes de fin de mes cortarán la solicitud en el sistema para evitar que los usuarios se sientan potencialmente vulnerados.

Fuente: elnuevodia.com